Avda. de los Chopos, 12 48992 Getxo - Bizkaia

Hotel Artaza Blog

15 Mar

Que ver en Bizkaia después de disfrutar de San Juan de Gaztelugatxe

Funicular de Artxanda

funicular artxanda

Antes de abandonar Bilbao móntate en el Funicular de Artxanda para contemplar la totalidad de la villa bilbaina desde las alturas.

El funicular de Artxanda es un tren de cremallera que une Bilbao con la cima del Monte Artxanda,donde se encuentra el mirador que se asuma sobre Bilbao. Fue inaugurado en 1915 y actualmente en el Mirador de Artxanda se mantiene un engranaje de la estructura original. Hace un recorrido de 770 metros y en un punto a mitad del recorrido el funi que sube se cruza con el desciende.

 

Puente colgante

Puente colgante Bizkaia

Nos dirigimos a Getxo en donde encontramos el Puente Bizkaia, también conocido como Puente Colgante fue declarado en el año 2006 Patrimonio Mundial por la UNESCO- Constituye el primer puente transbordador de estructura metálica del mundo. Se inauguró el 28 de Julio de 1893 y fue diseñado para unir las localidades de Portugalete y Getxo.

Considerado una maravilla de la ingeniería de su tiempo, está constituido por una estructura formada por cuatro torres de hierro que unidas entre sí por un travesaño logran formar una estructura de 160 metros de longitud.

 

Santuario de Urkiola

Urkiola

Urkiola significa lugar de abedules. Rodeado de maravillosos paisajes, en contraste con sus agrestes cumbres calizas, con sus praderías y bosques, el Parque Natural es un lugar de continuo peregrinaje y meta de los amantes del recogimiento y de la naturaleza.

En el alto de Urkiola, rodeado de un bosque de hayas, fresnos y abedules, descubriremos el Santuario de San Antonio Abad (patrono de los animales, con fiesta el 17 de enero) y San Antonio de Padua (celebrado el 13 de junio).

Castillo de Butrón

Castillo Butrón

 

Se trata de un castillo señorial que parece sacado de un película de Walt Disney. La construcción original de rango señorial se erigió a mediados del siglo XI. En el siglo XIX el propietario, el Marqués de Torrecilla modifica la estructura y crea una construcción exótica inspirada en los castillos de Baviera, colocándole almenas, cubos y ventanas.
Lamentablemente el castillo no se puede visitar, está en manos privadas y cerrado al público. Hasta hace pocos años se celebraban bodas, comuniones y otros eventos pero parece ser que no era rentable así que de momento hemos de conformarnos con visitar el exterior.

 

 

Casa de juntas de Gernika

Gernika

El lugar donde se encuentra fue punto de reunión de los pueblos de Bizkaia desde al menos el siglo XIV, y simboliza la continuidad de las tradiciones vascas. El roble, que cuando debe ser sustituido se remplaza por un retoño del anterior, está dentro del recinto de la Casa de Juntas.

Muy cerca de la casa de juntas también puedes disfrutar de la visita al Museo de la Paz.

 

Urdaibai – Reserva de la biosfera

Urdaibai

Urdaibai, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1984, se extiende por una superficie de 23.000 hectáreas de 22 municipios de la comarca de Busturialdea, y cuyo eje es la ría de Mundaka.

Los 12 kilómetros de arenales que forman la ría de Mundaka en su desembocadura constituyen la zona húmeda más importante de Euskadi, y se convierte en lugar de reposo e invernada de muchas especies de aves migratorias raras en la Península Ibérica.

 

Bosque de Oma

Bosque Oma

Cerca de la localidad de Kortezubi se encuentra un lugar realmente hermoso, el bosque de Oma, una obra del pintor escultor Agustín Ibarrola realizada pintando en los troncos de los árboles, principalmente pinos, figuras humanas, animales y geométricas, algunas de los cuales solo se hacen visibles desde posiciones determinadas, en las que las imágenes de distintos troncos forman una imagen conjunta.

A primera vista las pinturas no nos dicen nada, sólo es cuando nos ponemos en cierta posición, indicada por las flechas del suelo, y ya podemos ver el dibujo formado por la unión de varios troncos de árboles.  El bosque de Oma tiene un total de 47 figuras pintadas que puedes seguir en el mapa del recorrido.

 

Cueva de Santimamiñe

Cueva Santimamiñe

Las cuevas de Santimamiñe son las más importantes de Bizkaia junto con las cuevas pozalagua, en ellas, podemos encontrar pinturas que datan de hace unos 13.000 años antes de Cristo, pinturas que nos revelan nuestra historia y la de nuestro pueblo. Gracias a estas pinturas, hoy en día podemos afirmar que ya entonces existían asentamientos humanos en Bizkaia. Las pinturas rupestres que podemos encontrar en Santimamiñe pertenecen a la época del Paleolítico Superior, época, de la que no es muy habitual encontrar pinturas de este tipo y en este estado de conservación.

Estas cuevas fueron descubiertas en el año 1916 cuando un grupo de adolescentes se adentraron en ellas en busca de aventura, pero lo que encontraron fue mucho más que una simple aventura, encontraron parte de nuestra historia, encontraron las pinturas de las cuevas de Santimamiñe.

 

Cueva de Pozalagua

Cueva Pozalagua

Bajo el macizo calcáreo de Las Peñas de Ranero, la explosión de un barreno permitiría el descubrimiento fortuito de la cueva de Pozalagua un 28 de diciembre de 1957.

Se halla totalmente acondicionada para el visitante mediante una pasarela metálica. Tiene una longitud de 125 metros, 70 de anchura y 20 de altura. Un recorrido laberíntico, flanqueado por estalactitas y grandes coladas y columnas estalagmititas. En ella se puede admirar una de las mayores concentraciones de estalactitas excéntricas del mundo. Estas estalactitas excéntricas desafían todas las leyes de la gravedad, adoptando caprichosas formas que se entrelazan en todas las direcciones.

 

San Juan de Gaztelugatxe

San Juan de Gaztelugatxe

San Juan de Gaztelugatxe se ha convertido en el escenario elegido para ser «Rocadragón» en el primer capítulo de la nueva temporada de Juego de Tronos.

Gaztelugatxe significa «castillo de roca» en euskera. Los efectos especiales de la serie de ficción han sustituido la original ermita de estilo medieval por un palacio de piedra. La antigua ermita de San Juan de Gaztelugatxe ha sido reconstruida en varias ocasiones. Se encuentra cerca del cabo Matxitxako, en el punto más alto de una pequeña península unida a tierra sólo por la empinada escalera de piedra que el mar ha destruido alguna que otra vez y que cuenta con nada menos de 241 escalones.

.