Avda. de los Chopos, 12 48992 Getxo - Bizkaia

Hotel Artaza Blog

Cocción de Huevos
1 Jul

Cocción de Huevos

Hacer un huevo duro, no tiene ninguna ciencia. Se trata de cocerlo durante 10 o 12 minutos. Sin embargo, el resultado no siempre es perfecto… conseguir que la yema quede centrada, que la cáscara no se rompa o que se pele con facilidad, tiene sus secretillos.

El huevo debe cocer 12 minutos si lo introducimos en el agua hirviendo o 10 si lo introducimos en el agua templada antes de que haya comenzado a hervir. Si lo sacas antes, el huevo no estará bien hecho, pero si lo tienes más tiempo, la yema adquirirá un desagradable color verde.

En ocasiones, la cáscara del huevo se agrieta cuando lo introducimos en el agua hirviendo dejando salir gran parte de la clara. Eso ocurre cuando el huevo está frío de la nevera, por el brusco cambio de temperatura. Para evitarlo, solo hay que tener el huevo a temperatura ambiente. Pero si nos hemos olvidado de sacar el huevo de la nevera una hora antes, en ese caso, lo pondremos a cocer con el agua fría, para que se vaya calentando poco a poco. En cualquier caso, el agua debe cubrirlos durante todo el tiempo de cocción.  También funciona muy bien añadir un chorrito de vinagre al agua, que funciona como ‘cicatrizante’ para la cáscara.

Para que la yema quede centrada dentro de la clara, y no a un lado junto a la cáscara, debemos remover los huevos constantemente con una cuchara durante los primeros tres o cuatro minutos de cocción (si has puesto a cocer los huevos en agua fría, esta fase de moverlo con una cuchara te llevará más tiempo).

Para que resulte sencillo pelar el huevo una vez cocido, no hay que olvidar añadir abundante sal al agua de cocción. Generalmente, una cucharada sopera de sal por cada huevo a cocer. También es importante cortar la cocción. Una vez retirados, pasar a un bol con agua frío, incluso con hielos.